Hidrolaterapia, Terapia de las Aguas Florales

¿Sabía que el perfume que se desprende de los deliciosos loukoum procede del hidrolato de rosa y que muchas otras golosinas orientales se impregnan en hidrolato de azahar? Estos hidrolatos son conocidos sobre todo por sus propiedades culinarias, aunque la mayoría del público general lo ignore.

El hidrolato de rosa, por ejemplo, es idóneo para los estados furiosos y nerviosos porque calma los temperamentos fogosos así como los escozores cutáneos y las irritaciones oculares; mientras que el hidrolato de azahar es un gran calmante, muy propicio sobre todo para los recién nacidos, las personas depresivas e insomnes o para afrontar una conmoción emocional, como un luto, por ejemplo.Continuar leyendo >>>